domingo, 26 de enero de 2014

1- Conceptos Básicos

STOPS LOSS:
Una orden 'stop loss' es una orden de compra o venta de acciones cuyo envío a bolsa se supedita a que se cumpla una condición en el precio fijado por el usuario. Cuando se cumple ésta, se envía al mercado una orden limitada a un precio del que también se ha informado. Así, por ejemplo, cuando se compran determinados títulos, a la vez se puede ordenar que se vendan automáticamente si su cotización cae por encima de un 5%. La condición de activación podrá ser "mayor o igual" o "menor o igual" a un precio.

En definitiva, a través de esta herramienta se ayuda a limitar las pérdidas derivadas de la misma. De esta forma, el usuario se asegura un máximo de pérdidas, evitando males mayores en caso de que las acciones sigan bajando. Se trata de un método recomendado por la mayoría de analistas de renta variable, aunque otros consideran que este sistema puede lastrar una ganancia mayor.

STOP PROFIT: 
La ejecución del stop profit debe suponernos una buena satisfacción, ya que en teoría si hemos hecho todo correctamente, esto debe significar el cierre de la posición por haber llegado al objetivo marcado, es de suponer que ha salido como esperábamos desde que tomamos la posición, y no se ha ejecutado otro tipo de stop loss, ya sean normales o dinámicos.

 Este tipo de stop suelen utilizarse sobre todo cuando los precios se mueven entre rangos. Es decir que el mercado suele estar bastante lateral y suelen existir varios soportes y resistencias con un margen o porcentaje entre estos más o menos interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada