miércoles, 29 de enero de 2014

3. Mitos Bursátiles

1 . En la bolsa no pierdes hasta que vendes
Esto es una verdad como un templo , pero sólo la mitad . Lo cierto es que una mala inversión no se materializa hasta que no se realiza . Mientras tanto , siempre queda la esperanza de que el valor vuelva a subir.
El dinero que está invertido en un valor con pérdidas podría recuperarse más rápido vendiendo ese valor y destinarlo a otra activo. Este concepto está muy ligado al de la rotación sectorial y los ciclos económicos .

Con dos ejemplos , las cosas se ven más claramente:


  • No vendo y no pierdo : el 4 de enero de 1999 , un inversor invirtió 6000 euros a Telefónica . Las previsiones eran buenas para el sector de telecomunicaciones y las valoraciones parecían razonables. Adquirió las acciones a 11'6 euros . A partir de allí, su cartera ha sido como una montaña rusa , con el pico más alto en marzo de 2000 , que al haber vendido las acciones , habría ganado una suma de 9000 euros . Pero no vendió , y de ganar 9000 euros , perdía casi 2.300 euros . Aunque entonces tampoco vendió . Es un buen inversor a largo plazo , y ahora que el mercado se ha recuperado , únicamente pierde 670 euros , si aguanta lo suficiente , probablemente salga de la gran crisis tecnológica sin sufrir pérdidas.

  • Vendo , vuelvo a invertir y no pierdo : la realidad es que aquellos 6.000 euros podrían haber rendido más en 4 años y medio . Vender en máximos es lo ideal, pero también se utópico. Pongámonos que ha aguantado sus acciones de Telefónica hasta octubre de 2001, momento en el que la catástrofe de las Torres Gemelas ha conmocionado a los mercados , provocando inseguridad y bajas importantes en los tipos de interés . Las acciones de Telefónica cotizaban entonces a 11 euros y decide venderlas, con lo que asume una dolorosa pérdida de 310 euros , considerando que unos meses atrás ganaba casi 9.000 euros . Ha vendido Telefónica porque intuía que después de los atentados, la crisis económica aumentaría. Sin embargo, observas que los tipos de interés estan a la baja , y sabe que esto favorece el sector inmobiliario . Así que decide invertir 5.690 euros que ha conseguido salvar de su inversión en Telefónica en una constructora . Por ejemplo ACS , que cotizaba entonces a 26 euros por acción . Ho , su inversión en ACS , ha aumentado hasta el punto de que ha recuperado el dinero perdido en Telefónica y ha conseguido beneficios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada